Somos

Somos lo que decimos y lo que realizamos. Somos la realidad de nuestros logros y de nuestras caídas. Somos el reflejo inmediato de la humanidad.

Somos una sociedad de vértigo y estrés. Influenciada por el egoísmo del “yo” sin mirar más allá de nuestros ombligos, de los que tanto presumimos. Pero sin tan solo pudiésemos lograr alzar un poco la vista, tan solo eso … dime tú el desenlace. Somos humanos, sinónimo de unión y de amor que toda etiqueta deja en ridículo. Etiquetas sin importancia que algún día nos dijeron y nos creímos. ¿ O es que acaso el color de la piel, ser pobre o millonario, del norte o refugiado, emigrante o inmigrare … es más importante que el lenguaje sincero de las miradas o el afecto entre hermanos?.

Seamos los valientes que frenen las guerras, alimenten el hambre y enriquezcan a la pobreza. Seamos los arquitectos de la paz, los ingenieros de las sonrisas, los embajadores de una educación libre e igual para todos. Nosotros somos la diferencia y la unión. Seamos los artistas de un nuevo boceto “El mundo sin fronteras”. Somos parte del progreso, protagonistas imprescindibles para promover un mundo mejor. Nosotros somos la decisión

Somos la generación del presente, somos la generación del futuro.

Mayú Sidi.

img_20181209_152126_8451061947312.jpg

Anuncios

Sordos, ciegos y mudos.

Con oídos y sin ser sordos escuchan una y otra vez el mismo esplendido diálogo entre los personajes de siempre. Segundo acto que se repite con los idénticos disfraces y un sencillo y lujoso escenario que atrae hasta las miradas mas ignorantes. Mientras tanto en la periferia del teatro sus hermanos son víctimas de la pobreza y de guerras que no concluyen. ¿Sordos o indiferentes? …

Como es de costumbre los viernes a medio día, allí estaban en el bar Iván y Ester que dialogaban entre sorbo y sorbo de refresco sobre las últimas noticias nacionales. Casualmente similares a las del último mes y parecidas a la de la postrera década. ¿Medios de comunicación o medios de manipulación?. Expertos en silenciar a una sociedad incapaz de gritar por sus derechos. ¿Mudos o ignorantes? …

Una, dos, tres … los magos del Atamirk lo han vuelto a hacer. Aunque te sorprenda,  el jefe de tu tribu sólo es otro discípulos más de estos hechiceros. Files inversores en la propaganda ilusionista y en las nuevas tenencias que ya pasaron de moda. Maestros en el adiestramiento de todos los elfos del reino azul, que dicen ser de su propiedad. Con vista y sin ser ciegos alimentamos lo que nos mata. ¿Ciegos o conformista? …

Leonardo Andrés Prías tiene 45 años, vive con su madre Doña Teresa en Barranquilla, un importante distrito al norte de Colombia. Leonardo es pintor, escultor e imparte clases de costura en las escuelas distritales a los más jóvenes. Con dos agujas en las manos, él es el más ágil.

De pequeño perdió el sentido auditivo y más tarde el de la vista, lo cual su habla es casi inexistente. Aún así Leonardo jamás renunció a hacer lo que le gustaba por muchos obstáculos que la vida le proponía durante su camino.

Tomados de las manos madre e hijo se comunican transmitiéndose la información a través del tacto, sus dedos, su fuerte conexión y sobre todo por el inexplicable amor que comparten mutuamente. Ellos son uno. Podría seguir hablando de Leonardo, de sus éxitos como deportista … pero creo que no hace no hace falta más. Aveces algunos superhéroes no necesitan ser conocidos por todo el mundo y tampoco les agradan los antifaces y los vuelos. Prías es uno de esos súper hombres.

Quizás aún sin despertar, quizás abandonado o simplemente que no creemos en ello, pero toda persona posee un superhéroe o una superheroína que llevamos dentro desde nuestro nacimiento.

   “El miedo es el éxito dormido”

                                                                                                                           Mayú Sidi.

Dedicado a Lidia Quesada que no muy lejos de aquí sigue cumpliendo su sueño. 

 

sordis.jpg