Un poco sobre mi, Bérgamo II

Siamo Capitale Italiana della Cultura 2023

Aún recuerdo perfectamente la sensación que tenía antes de escribir la entrada “Un poco sobre mí, Bérgamo”. Por aquel entonces apenas llevaba dos semanas en mi nueva ciudad y me había sumergido en tantas experiencias en tan poco tiempo que las palabras colmaban en mi ser pidiendo una salida para ser expresadas. Y ahora que he completado mi estancia Erasmus en Bérgamo me sentía en deuda con la primera entrada. Dejarla sin un final sería abandonarla a su suerte con una eterna duda, si aquello había finalizado o simplemente había quedado en el olvido.

Debo de reconocer que esta vez las palabras no fluyen de forma tan natural como en la pasada ocasión. La nostalgia de marchar y los recuerdos de tantos instantes especiales ralentizan la escritura. Pero la gratitud que siento por todo lo vivido brilla con más intensidad y ello equilibra un poco la balanza entre aquella entrada y ésta, su hermana.  

He madurado y he crecido tanto con esta experiencia que ahora conozco a una persona diferente a la que había pisado Bérgamo por primera vez. Mi esencia aún perdura, esa la que me ha acompañado toda la vida y lo seguirá haciendo, lo que ha cambiado es el brillo de la misma. Si antes estaba un tanto apagada y contaminada ahora es resplandeciente, contundente y generosa. En los últimos meses he conocido a personas maravillosas, pero ante todo me he conocido a mí mismo, la persona más importante de mi vida. He realizado algunos viajes pero el más fascinante de ellos ha sido la introspección y el permitirme conocerme. Y sin duda, el Eneagrama de Personalidad, herramienta que descubrí por casualidad, ha sido un útil recurso con el cual he podido dar respuestas a muchas cuestiones que estaban arraigadas a mi personalidad pero que nunca logré comprender.

Lo que más me fascina y aún no logro comprender del todo es que la gran mayoría de los aprendizajes se han desarrollado de forma plena en el último mes. Las habilidades que he ido adquiriendo, los hábitos que he desarrollado, aunque fueran de forma periódica, mi profunda introspección… todo parecía no tener fruto, como muchas otras veces me había ocurrido. Sin embargo, en el final de dicha etapa, ¡BOOM! Cada experiencia ha comenzado a tener pleno sentido y a entrelazarse de forma fluida y homogénea en mi ser.

Este es el momento en el que me doy cuenta de que las reflexiones, la búsqueda interior y los altibajos emocionales que había experimentado desde mi llegada no han sido en vano. Tan solo eran pasos del camino hacia ésta experiencia de aprendizaje final. Y ahora que me doy cuenta en realidad tiene mucho sentido; no se puede amar de forma plena si uno no se ama a sí mismo. No se puede mimar con sinceridad un alma y corazón si aún ambos están contaminados de miedo e inseguridad. Es decir, la sanación requiere un proceso.  Aún me queda mucho por recorrer pero siento que he dado un gigante paso, me conozco mucho  mejor que antes. Y creo que ésta ha sido la función principal de dicha experiencia; prepararme en la introspección y lanzarme renovado.

No podría definir con claridad cuál fue el momento desencadenante de todo ello y aunque en ocasiones mi mente lo busca inconscientemente tampoco creo que sea un asunto tan relevante. Aunque sí es cierto que han influido en mi desarrollo personal varios factores determinantes: 

Lectura: la lectura pausada de “Hábitos Atómicos” de James Clear. Me sumo al club de personas que piensan que los libros llegan en el momento más adecuado. Había comprado este libro algunos meses atrás, pero después de leer unas páginas había postergado la lectura. Sin duda, ha sido un acierto llevarlo en la maleta. Y hace una semana atrás llegó a mis manos el libro “El poder del Ahora” de Eckhart Tolle. No creo que haya podido llegar en mejor momento.

Inspiración: en algunas revistas, internet y en las RR.SS. he estado navegando e inspirándome casi de forma exclusiva de contenido de desarrollo personal, salud, rutinas de estudio, nutrición etc. en definitiva, todo lo relacionado con los buenos hábitos. Es fascinante de qué forma tan sencilla podemos moldear nuestro mecanismo cerebral y nuestra actitud dependiendo de con quienes interactuamos, de lo que percibimos y escuchamos.

Escribir: Otra cosa que me ha ayudado a este aúpa en el boom final ha sido escribir. Escribir especialmente aquellos pensamientos y sensaciones que me atormentaban y que sin darme cuenta se habían repetido durante años y estaban consumiendo mi salud y energía. El simple hecho de plasmar en palabras escritas nuestros pensamientos ya es quitar una gran carga a la mente. Al escribir educamos y entrenamos el cerebro. Al releer lo escrito se hace mucho menos probable caer en los mismos errores de siempre.  

Planificación: para su optimización la mente necesita organización y ritmo, siempre lo busca. Por ejemplo, en las semanas de exámenes me despertaba a una hora muy temprana. Al principio fue complicado adaptarme a la nueva rutina, sin embargo, a la semana se convirtió en un hábito y me despertaba casi sin la necesidad del despertador.   El cerebro había desarrollado ese hábito. Por lo tanto, no seguir una mínima organización y cadencia de vida sería vivir en contra de nuestra naturaleza restándonos energía, salud y vitalidad.

Objetivos: recuerdo que comenzando a preparar el examen de Literatura Comparada me dije: voy a sacar entre un B o C (24-30/30). Y sin apuntarlo en ningún sitio comencé a estudiar. Cuando me llegó el resultado final 25/30, recordé que había cumplido con el objetivo sin darme cuenta. No me puedo llegar a imaginar lo que hubiese sucedido si lo hubiese planificado con mayor antelación y lo hubiese apuntado en mi agenda. No obstante, creo que lo más relevante es el proceso en sí. Los objetivos funcionan como un simple molde para enfocar nuestra energía y progreso.   

Han sido muchos otros los aprendizajes que he adquirido en esta apasionante etapa.         Y aunque durante varias semanas e incluso meses me sentía estancado, sin embargo, a la par me estaba sanando sin ser muy consciente de ello. Al fin y al cabo, el verdadero desencadenante de este épico e inesperado final ha sido todo el proceso. La meta carece de sentido si previamente no hay una salida y un desarrollo.                                                   ¡Eternamente agradecido, hasta pronto Bergamito!

Mindfulness – تركيز كامل للذهن

عسى أن تكون قراراتك انعكاساً لآمالك لا مخاوفك

نيلسون مانديلا

كتبه المحجوب سيدي

العادات الجيدة لها تأثير إيجابي على حياتنا اليومية وهذه مسألة واضحة. العادات الصحية بما مثل ممارسة التمارين الرياضية والغذاء المتوازِن والنوم بين٧ او ٨ ساعات على الأقل إلى آخره إنهم يعملون بالتنسيق ويحسنون صحتنا بشكل كبير فحسب  لكن أيضاً  يؤثرون على مزاجنا. و لا شك  أن الاهتمام بصحتنا النفسية هي قضية أساسية لروتين العادات الصحية ، ولهذا السبب نتحدث اليوم   عن تركيز كامل للذه ومن هنا وحتى نهاية النص سوف اكتب هذه الكلمة كتركيز كامل فقط

التركيز كامل هو تمرين تنفس بسيط يربطنا بالوقت الحالي من خلال التنفس المريح والوعي. تعني الكلمة «ماين فلنس» باللغة الإنجليزية انتباه تام و هو تركيز موجود الآن دون إصدار أحكام الأفكار و تركيز على ما يحدث فينا ومن حولنا فقط. بهذه الطريقة نسمح للأفكار الضارة بالمرور دون الخوض فيهم. العقل الثنائي الذي يسكن باستمرار في أخطاء الماضي أو المخاوف المستقبلية هوعقل لا يشبع أبدًا. نعيش في زمن من التاريخ شد والاستهلاك المستمر و لدينا كل شيء متناول أيدينا ولهذا السبب عقلنا ديما مشغول بين التليفزين والهواتف والشبكات الاجتماعية وما إلى ذلك وأصبحت تركيزنا ضعيف جداً حتى في الصلاة. في الحقيقة التركيز كامل ليس بعيد عن الدين، إذا كنا شاكرين لله أن نعيش الحاضر. إذا عدنا بالله الرحيم من أفكار الماضي و المستقبل فإننا نعيش الحاضر ويعني تركيز كامل مثل شيء سبحان الله.

التركيز كامل هو نوعًا من التأمل ولكن تركيز كامل هو ممارسة غريب عن أي دين أو معتقد. أعني يمكن أن يكون التركيز كامل أيضًا موجها مفيدا لأي شخص بغض النظرعن دينه أو ظروفه. لكن لا تحسب ان تركيز كامل بعيدعن الدين بل هو تمرين يحسن صحة المؤمنين وتركيزهم وإيمانهم.

ولا جدال في أن هناك منافع تجنى من تركيز كامل: فهي تساعد في التحكم في التوتر والقلق وتقليل مستويات الكورتيزول (الهرمون الذي يتم إطلاقه في المواقف العصيبة). يقلل من مشاكل الأرق  ويفضل التركيز ويزيد من الصبر والامتنان ويحسن الذاكرة و يساعد على معرفة الذات وما إلى ذلك. بشكل عام ، هذه الفوائد في سلسلة، يعني أن كل فائدة تحفز ظهور الآخرين.

من السهل أن تبدأ في تركيز كامل لكن أصعب شيء هو الحفاظ على هذا الروتين بمرور الوقت. ومع ذلك  إذا حافظت على الموقف والتحفيز فسترى النتائج وسيصبح عقلك أكثر هدوءًا. لبد تركيز كامل سهل فقط عليك أن تجد مكانًا هادئًا و بدون الكثير من الضوضاء والجلوس بشكل مريح والبدء في التنفس بطريقة مريحة وواعية. انس الماضي والمستقبل و ركز على تنفسك فقط. سيكون الأمرصعبًا في البداية ولكن دائماً يقولون «الممارسة تولِّد الجودة». لو كنت مؤمناً أو مؤمنة يمكنك إضافة هذا الروتين قبل أو بعد الصلاة. حتى عندما نقوم بالمهام المنزلية اليومية مثل إعداد الطعام وغسل الأطباق والتسوق وما إلى ذلك. ركز على النشاط الذي تقوم به و كن على دراية بكيفية سقوط الماء على يديك  وألوان الطعام وطريقتك في المشي وما إلى ذلك. فقط عش الحاضر دون اللعب دون التفكير في الماضي أو المستقبل. الله هو الذي خلق ما في السماء وما فى الأرض و في مناسبات عديدة لا ندرك الأشياء البسيط بيننا لأننا دائمًا نفكرعن هذا وذاك ونقلق ولا نتوقف أبدًا عن العيش في الحاضر.سبحان الله.

في الختام، تقفز عقولنا بشكل غير متناسب من الماضي إلى المستقبل كما يناسبهم، وفي بعض الأحيان ينتج عن ذلك اختلال في التوازن الإجهاد والعاطفي. إن ممارسة الذهن تحرك تركيزكامل هذه قلق إلى هنا والآن من خلال تنفس مسترخي وواعي. ففي نهاية المطاف الحاضر هو  الزمن الوحيد الذي لدينا لتحقيق الإحسان والسعادة والحياة في الجنة.

Mindfulness, atención plena

El perdón no es una emoción; es un acto de voluntad.

Corrie ten Boom

Por Mayú Sidi

Es evidente que los buenos hábitos impactan de forma positiva en nuestro día a día. Los hábitos saludables: tener una alimentación equilibrada, hacer ejercicio, dormir las horas recomendadas etc. se sincronizan en un engranaje y no sólo mejoran considerablemente nuestra salud sino también influyen en nuestro estado de ánimo. Y sin duda, cuidar de nuestra salud mental es un eslabón imprescindible en una cadena de hábitos saludables, por ello hoy hablamos del Mindfulness. 

El mindfulness es un simple ejercicio de respiración que nos conecta con el momento presente mediante una respiración relajada y consciente. La palabra mindfulness significa atención plena, es decir focalizar nuestra plena atención en el aquí y el ahora sin emitir juicios, concentrándonos tan solo en lo que sucede en nosotros y en nuestro alrededor. De esta forma dejamos pasar los pensamientos nocivos sin recrearnos en ellos. Una mente dualista, que constantemente piensa en los errores del pasado o las preocupaciones del futuro es una mente que nunca se sacia y nos consume. Una vez adentrados en la práctica del mindfulness comenzamos a tomar conciencia de nuestras emociones y de nuestro ser en general. Y con ello comenzamos a observarnos desde una perspectiva que antes no teníamos y que nublaba el pensamiento constante. Con la práctica del mindfulness comenzamos a identificar estos prejuicios estériles y volvemos a poner el foco en el momento presente, mejorando por consiguiente nuestra concentración. Si hay algo que me gusta del mindfulness es que es un desencadenante de muchos otros buenos hábitos y virtudes.

Podría considerarse el Mindfulness como un tipo de meditación, sin embargo, el mindfulness es una práctica desarraigada de cualquier religión o creencia. Es más, a lo largo de las últimas décadas la ciencia ha realizado diversos estudios acerca de esta práctica de respiración y ha evidenciado los múltiples beneficios del mindfulness. Los objetivos de esta meditación están orientados a mejorar nuestra salud, tanto anímica como física. Por lo tanto, el mindfulness es una práctica pragmática que puede ser guía para cualquier persona independientemente de sus creencias o circunstancias.    

Anteriormente mencionamos algunos beneficios de la práctica del mindfulness. Sin embargo, ¿cuáles son exactamente estos beneficios? y aún más importante ¿cómo se practica el mindfulness? Respondiendo a la primera cuestión, lo cierto es que los beneficios del mindfulness son más que diversos: ayuda a controlar el estrés y la ansiedad, reduciendo los niveles de cortisol (la hormona que se libera en situaciones de estrés). Reduce los problemas de insomnio, favorece la concentración, aumenta la paciencia y la gratitud, mejora la memoria, ayuda a conocerse a uno mismo etc. Por lo general, todos estos beneficios caen en cadena, es decir, cada beneficio estimula la aparición de los otros. 

En respuesta a la segunda pregunta he decirte que comenzar a practicar mindfulness es relativamente sencillo:

  1. Comienza por buscar un lugar tranquilo lejos de los ruidos en el cual te sientas cómodo y relajado. 
  2. El mindfulness se práctica sentado, ya sea en el suelo en posición de loto, sobre una alfombra o esterilla, sobre una silla o en la orilla de la cama. Sea cual fuese tu elección lo más importante es que te sientas cómodo y mantengas la espalda recta para que la respiración pueda fluir de forma correcta y lo más natural posible. 
  3. Asegúrate de estar cómodo en todo momento, sin tensar ningún músculo. Si no te sientes cómodo con una determinada postura puedes cambiar, siempre y cuando no olvides el punto 2. Usa ropa cómoda, se trata de estar lo más cómodo posible, valga la redundancia. ¡Ahora ya estamos preparados!
  4.  Procura relajar todas las tensiones musculares, incluidos los músculos de la cara. Siéntete sin presión, relajado, recuerda que estamos buscando exactamente eso. Damos gran valor al respeto y el cuidado, nuestro cuerpo también merece lo mismo y éste es su momento.
  5. Ahora cierra tus ojos, concentra tu atención en tu respiración, date cuenta de cómo fluye, del nivel de aire que inspiras y expiras. Relaja tus hombros, aquí se suele acumular gran tensión y si hay alguna parte de tu cuerpo que aún sigue resistiéndose date cuenta de ello y apórtale calma. La mente también es un músculo que hay que ejercitar de forma sana y consciente y este es su momento, por ello vuelve tu atención a la respiración. Date cuenta de cómo fluye, de su intensidad, del nivel de aire que inspiras y expiras etc.   
  6.  Al principio esto puede resultar un poco difícil porque nuestra respiración está agitada y es inconstante. Pero poco a poco, si te concentras en tu respiración te darás cuenta de que ésta va a coger su propio ritmo y fluirá prácticamente sola. A medida que vayas practicando será más fácil comenzar y llegar a este punto de fluidez respiratoria. 
  7. Es normal y sobre todo al principio que tu atención se desvíe hacía miles de pensamientos repentinos y traiga al recuerdo distintas situaciones, personas etc. No te preocupes, eso es normal, no niegues estos pensamientos ni los juzgues, simplemente déjalos marchar como una nube desaparece en el cielo y vuelve tu atención a tu respiración. Así una y otra vez. 
  8. Con el tiempo enfocarte en tu respiración será cada vez más fácil, la práctica hace al maestro. Hay un proverbio que escuché de un amigo que dice algo así: “Puerta de hierro, casa de paja”. Ello hace alusión a que el inicio de los retos siempre es la etapa más complejo y difícil de superar. No caigas en la desmotivación y si decides persistir los resultados se harán evidentes en el tiempo. En relación al esquema tiempo/resultados en cada persona se manifiesta de forma diferente, pero te puedo asegurar que desear seguir practicando es una muy buena señal de que se está progresando. En lo que se refiere al tiempo de práctica de 10 a 30 minutos al día es suficiente. Al principio comienza por realizar unos minutos para que la mente se vaya acostumbrando a este nuevo hábito. No fuerces tus intenciones pero dale tregua a la mente, ¿qué mejor pensamiento que atraer buenas vibras?¿qué mejor plan que estar sano? 
  9. Por último he de decir que la práctica del mindfulness es diferente en cada persona. Es cierto que existen unos simples patrones fijados pero el progreso y la experiencia de cada uno/a son únicos. En sintonía con la clásica frase, “cada persona debe de encontrar su propio camino” y por ende debemos amoldar la práctica del mindfulness a nuestras necesidades y circunstancias. Pero lo que no es refutable son los diversos beneficios comprobados que otorga esta práctica para la salud. No obstante, te invito a indagar sobre el tema si es de tu interés. Hay contenidos de gran valor en la web y mucho más rigurosos que este artículo. Os dejaré algunas recomendaciones al final. 

Desde mi experiencia el mindfulness ha sido un ancla que me ha arraigado al presente y he notado que desde entonces soy una persona más consciente de lo que me rodea y aprecio más el presente que antes. El mindfulness también me ha aportado gran calma desde la cual he podido esclarecer y simplificar mis pensamientos para ser más productivo y llevar una vida un poco más plena. Aunque aún me queda mucho por progresar y pulir.  

En conclusión, nuestra mente salta incongruentemente del pasado al futuro y viceversa según le conviene y a veces esto nos produce estrés y desequilibrio emocional.             La práctica del mindfulness traslada el foco de estas preocupaciones hacia el aquí y el ahora mediante una respiración relajada y consciente. Al fin y al cabo, el momento presente es el único instante al que tenemos acceso para cuidarnos, querernos y avanzar hacia la plenitud y felicidad a la que aspiramos.

Fuentes:

Po’ E sía

Por Mayú Sidi

El jardín derrochaba tulipanes y rosas. Lirios y nardos, los perfumes de las damas. La huerta era un cuadro de colores a brocha de frutas y verduras. Privilegios de la nobleza y manjares para la corte. Los rayos del sol eran radiantes, vida para los gansos y los animales del estanque. El arrollo fluía en una perfecta sintonía y los jardines verdes siempre sorprendían con una nueva salida.

En la villa Altomira aquel era el paisaje de los cuentos de primavera. El rey siempre andaba ajetreado entre papeles y números. La corte gozaba de una interminable hilada de fiestas primaverales. Mientras el heredero en su alcoba leía y leía. Tenía la amarga sensación de nunca estar los suficientemente formado, lo suficientemente preparado para afrontar la vida. Aunque el heredero era de palabras escuetas y no mostraba gran afecto hacia sus allegados lo cierto era que tenía un corazón, era humilde y siempre mostraba una sonrisa sincera. Su tío que de la envida y la codicia se había liberado de joven amaba a su sobrino como si de su hijo se tratara. En los jardines siempre compartían conversaciones inolvidables .

-Mi rey le decía, ve a conocer a tu gente, dedícales tu tiempo y tu sonrisa. Tu sabes que la vida en el poblado es diferente pero no necesariamente lo más simple es desdichado. No hay mayor infeliz que aquel que independientemente de sus posesiones se olvida de si mismo, naufragando entre preocupaciones sin tomar decisiones.

Un día, bajó el heredero hacia el mercado del pueblo. Miel, tan solo compraría miel. No por necesidad, más bien en busca de experiencias y para conocer a nuevas personas. En su mano además de su monedero llevaba flores y frutas para quien le atendiese. Un niño, apenas de nueve años, le recibió con una larga sonrisa.

-Hola señor, ¿Qué desea usted? – le preguntó con una con una voz dulce pero segura.

En un principio el heredero quedó confuso y no supo reaccionar a aquella simple pregunta. Los rasgos faciales del niño, en especial su sonrisa y boca grande le recordaban a un mozuelo que había aparecido en alguna de las novelas que había leído. Después de unos segundos el heredero reaccionó con un tímido saludo. -Está bien muchacho, solo andaba bicheando entre los productos. Mientras el heredero recorría sin sentido su mirada por el largo mostrador de madera seguía reflexionando sobre aquel niño. En la novela aquel mozuelo era un preadolescente que ayudaba a su familia en el puesto del mercado. Hacía tiempo que había leído aquella novela y ni siquiera recordaba el título, pero el chico que ahora lo atendía era exactamente idéntico a la descripción del protagonista. Incluso cuando el heredero llegó a la tienda, el chamaco estaba sentado bajo unas estanterías de quesos. El escritor de aquella novela describía que el protagonista solía quedarse sentado bajo las estanterías de quesos y otros lácteos mientras esperaba la llegada de la clientela.

-Joven, un tarro de miel, se decidió el heredero. El pequeño asintió con otra larga sonrisa y se dirigió al otro extremo de la carpa. Se subió a un taburete y alcanzó un tarro de miel. Mientras el niño volvía el heredero postró las bolsas de fruta y flores en el mostrador. El chamaco se extrañó por aquello y preguntó, ¿acaso no tiene usted para pagar este tarro de miel? ¿o es que ha robado todo esto para hacer un trueque?

El heredero quedó sorprendido por el desparpajo del muchacho. Los niños que crecían en la corte apenas comenzaban a hablar con fluidez a los siete años. El joven noble le respondió con su usual serenidad que aquellas bolsas eran un simple regalo que estaba fuera de todo truque o interés. El niño dudó de las palabras de su cliente pero aún así cogió el dinero primero y con una voz inocente y dulce agradeció al señor su encomienda.

Cuando el heredero ya se estaba yendo oyó a su espalda una voz que lo aclamaba. Vio junto al niño a una anciana, la abuela del pequeño. Resultaba ser la dueña del negocio que prácticamente había encargado a su nieto. Mientras intentaba alcanzar la salida de la carpa seguía hablando, su voz era débil pero perfectamente entendible.

-Hijo, ¿cómo te vas a ir sólo con un tarro de miel ? El heredero se acercó a la salida del puesto para aliviar el camino de la anciana. No respondió a la pregunta y se limitó a bajar la mirada para ocultar su vergüenza. A la par seguía analizando aquella novela. Definitivamente recordó que aquella mujer no aparecía en el libro. Cuando la anciana alcanzó el extremo de la tienda donde la esperaba el heredero se acercó a él y dio un giro de noventa grados hacia su izquierda.

-Hijito mío a ti que se te ve limpio y aparentas ser un hombre culto enredado entre sabiduría. Entre usted, está en su casa, y cántame po´e sía, ¿sabes?, yo no se leer. Siéntese a mi lado izquierdo que estoy sorda del oído derecho. Mientras el heredero se acomodaba vergonzosamente en un taburete que le había ofrecido el chamaco, la anciana sacó de una caja varias rodajas de pan, aceite y miel. Y Comenzó a untarlas con algo de dificultad pero con delicadeza y amor. Entonces el heredero recordó que el niño de la novela también comía pan con aceite y miel.

Y aquella novela comenzaba con un verso que recordaba perfectamente:

La primavera es presumida pero no eterna. Lujurias del tiempo en relojes de oro. Pero yo solo quiero que me cantes tu sonrisa. Que brille tu esencia en sillas de plata o en taburetes de madera.

Si no es de amor, ¿de que están tejidas las personas? Sin coraje ¿de que color sería la vida?

Frente Polisario: Saharawi people await serious actions from the UN not only words — Sahara Press Service

New York (United Nations) 26 May 2022 (SPS)- The Representative of the Frente POLISARIO at the United Nations and Coordinator with MINURSO, Dr. Sidi M. Omar, stressed that the Saharawi people are expecting serious actions from the UN not only words, in a press release he issued today on the occasion of the International Week… Frente […]

Frente Polisario: Saharawi people await serious actions from the UN not only words — Sahara Press Service

Esto me suena de algo

Por Mayú Sidi

Comiendo cacahuetes y envuelto en una kasaya caminaba un monje.
Su caminar era pausado y en instantes gozaba de silenciosa plenitud.
«Ojalá este estado de por vida» se decía.

Estaba en su camino, pero no era fácil sanar un alma tan corrompida.
Un corazón que había sido herido y fumigado.
El olvido de la esencia de las virtudes, un cuchillo entre los dedos.
Amenazas falsas a un alma sincera.

Suponía que debía de haber un por qué.
El coraje absorbido por las dudas, maleable como plastilina.
Atendiendo a encrucijadas y preocupaciones.
Al corazón y al alma ¿Cuándo les corresponde su turno?

Y cuando el oleaje lo hubo arrastrado a sanarse, aún ponía pegas.
No era fácil sanar un alma tan corrompida.
Al menos comenzaba a conocerse.

Volvió su rostro hacia sí mismo, un tímido reojo.
Al corazón y al alma ¿Cuándo les corresponde su turno?
Seguían salpicando pretextos, pero aquel reojo iba cobrando vida.
Tanto que amar, tanto que servir, pero a él debía emprender a sanar.

«Esto me suena de algo» se dijo.
Seguir en el hilo sería volver al olvido.
El tacto del desarrollo palpaba sus cicatrices.

Aquel era el momento.
En el cual entre unas sábanas simples.
Caminaba un monje, comiendo cacahuetes.

Cum Leonis

Por Mayú Sidi

Gio, ¿a ti, qué es lo que te hace feliz?

El séquito teatral Cum Leonis era una de las principales compañías de teatro de la Toscana y Giovanni Bianchessi se encargaba de facilitar a la camarada las indumentarias que vestían los personajes en las diferentes representaciones.

El negocio de Giovanni había comenzado casi de forma improvisada cuando tras el fallecimiento de sus progenitores decidió deshacerse de la gran mayoría de objetos de la casa de su infancia que quebraban de nostalgia sus recuerdos. Sin embargo, preservó algunas vasijas del taller de su padre y vio una bonita oportunidad de mantener a su madre viva en el recuerdo dando a conocer su excepcional colección de vestidos teatrales de la Edad Media, tejidos a finales del siglo XIV. ¿Qué mejor forma de mantener a su madre latente en el recuerdo que dando una segunda vida a sus vestidos en los escenarios? Con los que ella misma había representado tantos y tantos personajes. Su madre le había transmitido la pasión por la representación y la lectura teatral y de alguna forma aquello resultaba un gesto de agradecimiento a su legado.   No fue difícil para Giovanni Bianchessi comenzar a arrendar aquellos vestidos y demás accesorios de la colección ya que en su infancia frecuentaba los teatros de la mano de sus padres y la gente del gremio le guardaba gran estima y cariño. Además, ellos tenían constancia de sobra del elevado valor de los vestidos de la colección de Silvia.                 

Giovanni había conocido a Petro Terni en uno de sus viajes de trabajo, cuando ambos acompañaban a la camarada teatral Cum Leonis a Lucca, destino de sus próximas representaciones. Petro era uno de los músicos más competentes con los cuales la compañía contaba en la región de la Toscana. El joven genovés se había quedado sin asiento junto a sus amigos y conocidos en la hilera de carrozas, sin embargo, quedaba espacio libre en el carro de Giovanni, tirado por dos viejos asnos.

Cuando Petro Terni se hubo montado en el carro con Giovanni, percibió una oscura desdicha en el rostro del conductor. Sus presentimientos se habían cumplido nada más comenzar el viaje. Aquel bergamasco reservado y poco expresivo cumplía rigurosamente con el prototipo de sus conciudadanos. Sus escuetas respuestas habían tumbado la ilusión y las enérgicas preguntas del muchacho genovés. Más adelante, incluso en el propio viaje, Petro se dio cuenta de que sus presentimientos y prejuicios le habían engañado. Giovanni resultó ser una persona con quien compartía un elevado grado de afinidad y una persona oyente, sensata e incluso con gran sentido del humor.     

Aunque Terni y Bianchessi hallaban uno en el otro un noble corazón y compartían su dicha por el teatro lo cierto era que ambos amigos eran personas muy diferentes.

La vida costeña en la cual había crecido Petro y su flamante juventud hacían que el genovés fuese una persona entusiasta, abierta y a la vez extremadamente inocente. Petro no veía maldad en las personas y tampoco percibía la vida como una constante amenaza. Inconscientemente una de sus aspiraciones en la vida era mantener su entorno en paz y servir a quienes le rodeaban de bienestar y prosperidad para equilibrar la suya propia. Por el contrario, Giovanni era una persona reservada y examinadora. Analizaba las situaciones de su vida con detalle y se aferraba más a su instinto que a la cambiante realidad de la vida. Cuando conocía a nuevas personas Giovanni controlaba su actitud y sus palabras hasta no conocer en detalle las pretensiones de sus interlocutores. Bianchessi no era menos entusiasta y generoso que Petro, simplemente que las plumas de sus historias escribían en diferentes capítulos.  

Al adentrarse en la estrecha entrada de la ciudad de Lucca, la hilera de carros de Cum Leonis comenzó a apelotonarse con gran revuelo y alboroto. Ello provocó un silencio en el carro de Giovanni que sucedía a una larga y enérgica conversación entre los dos nuevos amigos. Cuando la pausa del sigilo comenzó a incomodar a Petro, éste saltó repentinamente con una nueva pregunta;
Gio, a ti ¿qué es lo que te hace feliz?

En su habitual estado de calma Giovanni respondió:
-Te confieso que amo el campo, su rutina y sus olores.
Las cañadas, las higuera y las gallinas.
Mi sonrisa es permeable al silencio y al rugir del teatro.
Pero a ti te pregunto amigo mío,
¿debería ser la vida un eterno presente de plenitud y deleite?
Porque si es así, mi alma aún está en travesía hacia aquello que llamas feliz.

Dieta saludable en Ramadán

El Ramadán es un mes espiritual y de ayuno para los musulmanes y de la espiritualidad brotan las mayores virtudes del ser humano, tanto hacia si mismo como hacia los demás.

Por Mayú Sidi

El Bendito mes de Ramadán es el noveno mes en el calendario islámico. Cabe destacar que este mes no es fijo en el Calendario gregoriano porque el calendario islámico se rige por lo ciclos lunares mientras que el gregoriano es un calendario solar. El ayuno en el mes de Ramadán es el cuarto pilar del Islam. En este mes también fue revelado el Corán y por ello en dicho periodo se otorga gran importancia a Su lectura y asimilación.

Lo más llamativo en el Ramadán es quizás el ayuno que realizan los musulmanes desde el alba hasta el ocaso sin ingerir alimento ni líquido alguno. Sin embargo, este ayuno es tan sólo una pequeña parte del espíritu de este Bendito mes. El Ramadán para los creyentes es un mes de grandes oportunidades espirituales, bondad y esperanza. El Profeta Muhammad (SWS) dijo: “Dos alegrías aguardan al que observa el ayuno, la alegría de romper el ayuno y la del encuentro con su Señor”.

Es cierto que el Ramadán es un mes que requiere grandes esfuerzos y no solo me refiero al propósito de dejar de comer y beber durante la exposición de sol. Si no que también es un esfuerzo interno por cambiar las conductas que nos impiden progresar, retomar relaciones que se agrietaron y ofrecer lo mejor de nosotros a quienes nos rodean. El reto es evidente pero tan solo Allah (SWT) conoce la magnitud de la recompensa. En resumidas palabras, el Ramadán es un mes espiritual para los musulmanes y de la espiritualidad brotan las mayores virtudes del ser humano, tanto hacia si mismo como hacia los demás.

Uno/a no debe de investigar mucho para darse cuenta de que los buenos hábitos impactan positivamente en nuestro ánimo y productividad: deporte, descanso, meditación, dieta equilibrada etc. Y ahora que hace unos días que nos hemos adentrado en el mes de Ramadán quisiera compartir con vosotros mis hábitos de alimentación en este periodo.

Partamos de una base firme, El método del plato saludable indica que una dieta equilibrada debe de estar compuesta por 50% de vegetales, 25% de hidratos de carbono y 25% de proteínas. Es decir, en un plato, éstas serían las cantidades para comer de forma saludable. El método del plato saludable es una forma muy sencilla de hacer un análisis de los que comemos y ajustar nuestra alimentación a una dieta equilibrada. Así nuestro organismo siempre estará provisto de las propiedades que necesita y tendremos suficiente energía para afrontar el día.

-50% VEGETALES:  En mi alimentación semanal y especialmente en Ramadán los vegetales son la columna vertebral de mi dieta. Personalmente suelo apostar por las bolsas de verduras mixtas congeladas. Además de asegurarme de que no se echarán a perder como las que se pueden comprar en una frutería me aseguro también de comer diferentes tipos de verduras. Además, las verduras congeladas apenas pierden sus ricas y variadas propiedades. Estos vegetales se pueden cocinar de diferentes formas.

-25% HIDRATOS DE CARBONO: En ocasiones suelo complementar mi plato de verduras con algunos hidratos de carbono: pasta, arroz, patatas, lentejas etc. Los HC nos proporcionan energía y entre muchos otros beneficios destaca la glucosa que nutre y activa al cerebro. En el Ramadán son especialmente recomendables porque nos aportan fibra que tiene función de saciante.

-25% PROTEINAS: En otras ocasiones suelo combinar las verduras con proteínas ya sean de origen vegetales o animales. Entre las proteínas animales nos encontramos con el huevo, el pescado, la carne, los diferentes tipos de lácteos etc. Estos nutrientes nos aportan gran variedad de vitaminas, minerales, calcio, ácidos grasos Omega-3 etc. En las proteínas vegetales nos encontramos con las legumbres, la quinoa, los frutos secos, semillas, algunas frutas y vegetales y sus derivados… Las propiedades vegetales son ricas en vitamina B y se encargan de regular y mantener la digestión entre otras funciones. Tienen un gran beneficio para el corazón, el sistema nervioso, las articulaciones etc.

Importante, comer al menos una pieza de fruta al día, hidratar nuestro organismo y realizar ejercicio.

Una vez expuesto lo anterior podemos comprender mejor los nutrientes que necesita nuestro organismo para afrontar las jornadas de actividad con fortaleza. Y especialmente en Ramadán debemos de cuidar nuestra dieta ya que las horas para alimentarnos disminuyen. Se trata de ir variando los alimentos que consumimos comiendo modernamente y de forma saludable.

Las comidas en el Ramadán se suelen dividir en tres partes: Uftur, Isha´a y Shur:

Uftur: Es la comida con en la cual se rompe el ayuno del día. En esta primera comida suelo tomar entre tres y siete dátiles y un vaso de leche templada. Este fruto es calórico y es rico en azúcares y nos aporta energía. Además, tomar dátiles para romper el ayuno es Sunnah (colección de enseñanzas y dichos del Profeta Muhammad (SWS). El Profeta Muhammad (SWS) rompía su ayuno con dátiles. En relación al vaso de leche supone una rica fuente de calcio y vitamina D y además ayuda al cuerpo a combatir la deshidratación. Después de tomar los dátiles y el vaso de leche suelo reposar aproximadamente media hora en la cual evito sobrecargar el estómago con más comida y me hidrato modernamente. De esta forma el estómago entra en funcionamiento de forma paulatina y queda apetito para una cena más compleja.

Isha´a: Se puede traducir como “cena” y toma su nombre del último rezo que realizan los musulmanes a lo largo del día. Suelo aprovechar esta comida para nutrirme de todas las propiedades que necesita mi organismo. Es decir, sin llevar una dieta, intento que mis cenas sean lo más equilibradas posibles teniendo en cuenta el Método del plato. Cenar de forma moderada y equilibrada nos aportará energía suficiente para completar el rezo de la noche. Realizar el rezo del Isha´a en una mezquita o en congregación es Sunna: El Profeta (SWS) dijo “El que observa la oración del Isha’ en congregación, es como si rezara hasta la medianoche, y el que rezó la oración de la mañana en congregación, es como si hubiera rezado toda la noche” (Narrado por Muslim).

Shur: Es la comida que se toma antes del rezo del Fjar, (rezo del amanecer) aproximadamente una hora y media antes. En esta comida acostumbro comer un sándwich ligero. Mi otra opción es optar por reciclar los alimentos de la cena si éstos no fueron muy contundentes. También suelo tomar frutas, yogures, algunos dátiles, frutos secos etc. Voy variando en mi elección de alimentos ligeros, especialmente para no sentirme pesado cuando vuelva a retomar el sueño.

Tengo la suerte de compartir ocasionalmente el Uftur con amigos o en la mezquita. En estas reuniones la comida abunda, la bondad es desmesurada y entre plegarias y charlas uno se distrae picoteando lo que se encuentra o le ofrecen. Éste es el espíritu del Ramadán, los amigos y las familias se reúnen. Se reza en conglomeración, los mejores deseos están en boca de todos… Y mientras tanto en la mesa siempre habrá comida para llevar a los vecinos, a los mendigos y para todo aquel que llegue a casa. Por ello el Ufur es sin duda la comida más importante del día.

El Profeta Muhammad que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, dijo: “Si ayunas en Ramadán solamente por amor a Allah y por fe en Él, tus pecados anteriores, serán perdonados”. (Sahih Aj-Jame‘).

¡Ramadán Mubarak y bendiciones a todos!                                                                                Love and life: https://www.youtube.com/watch?v=sfPYocddYtM

______________________________________________________________________________

Páginas web y vídeos que me han ayudado a dar forma a esta entrada:

Mina, el valor de la valentía

Un día Mina me confesó que está enamorada del mundo

Desde cualquiera de las seis estaciones repartidas por Nueva Colonia el viaje hacia East Ravine siempre se hacía pesado y agotador. El largo trayecto y los constantes ruidos del tren terminaban por desesperar a los pasajeros que no lograban descansar lo suficiente. Por ello cuando Mina Hurria alcanzó su vagón cerró con cautela la puerta adaptando su movimiento a la resistencia de la entrada del viejo tren. Era medianoche y el cansancio recorría todo el cuerpo de la joven hasta tal punto que había consumido sus fuerzas para percibir con nitidez lo que le rodeaba. Con un movimiento más mecánico que consciente tomó una botella de agua que estaba en frente suya, se mojó los labios y cayó desplomada del sueño en su asiento.

Décadas más tarde de aquel viaje un escritor curioso conocido como Jordan Suthó de la bahía de East Ravine había logrado recopilar la suficiente información como para escribir una biografía sobre la joven de la tribu Hurria. Tituló su obra, «Mina, el valor de la valentía». Jordan no recordaba si había entablado alguna conversación con Mina. Con frecuencia los jóvenes de la bahía y de las colonias se juntaban en pubs y fiestas y él había conocido a muchas muchachas hurrias. Pero las jovenzuelas se convertían en mujeres irreconocibles del día a la noche y eso despistaba a Jordan. El tendía más a recordar los testimonios que escuchaba para inspirarse y escribir sus obras. Pero lo que más frustraba al escritor era la incertidumbre que roía su ser, ¿era Mina un personaje ficticio del que se había enamorado platónicamente o todos los sureños de la costa se burlaban de él por ser un escritor reprimido que no aportaba al floreciente capitalismo? Sea como fuera, siempre que Jordan bajaba al muelle de East Ravine todos mencionaban el nombre de Mina, todos querían hablar con ella, todos la querían y le llamaban hermana. En cierto sentido el escritor llegó sentir envidia por el clamor y la estima que recibía aquella enigmática joven.

Aquel fue el último tren que cogió Mina hacia East Ravine. El último porque nunca llegó a su destino. El tren había tenido un accidente y la joven Hurria fue una de las pocas víctimas mortales de aquel trágico viaje. Y con aquel suceso se renovaron todas las infraestructuras ferroviarias tanto de las colonias para la explotación de minerales como los escasos trenes destinados al transporte de pasajeros en Nueva Colonia.
Aquel día regresaba Mina de Memleka, lugar dónde se asentaba su tribu. Junto a otros jóvenes habían logrado establecer un entendimiento entre las poblaciones tribales de Zekut, Jorulla y Hurria para construir dos hospitales y varios colegios comunales de secundaria. Las obras empezarían la siguiente semana.

La joven Mina era liderazgo en su mayor esplendor. Tenía mucha autoconfianza y siempre se veía segura de sí misma. Sus decisiones eran contundentes y su implicación contagiaba a quienes la rodeaban. Pero lo que más caracterizaba a Mina era su feroz valentía y personalidad. En la biografía, Jordan analizó las semillas de esta actitud tan cautivadora y concluyó que la infancia de Mina fue un factor determinante que moldeó su carácter. La joven Hurria había quedado huérfana apenas con quince años y tomando el testigo de su madre se convirtió en partera. En sus manos Mina recibía con ternura del Dios Luz los bebés que llegaban al mundo. Y no solo ayudaba a las embarazadas de su tribu, sino que también con frecuencia visitaba a las futuras madres de las tribus vecinas. Y antes de que ella formara su propia familia se aseguró de que todas las comunidades de alrededor de Memleka tuvieran al menos una comadrona.

Cuando Mina creció y formó su propia familia siguió profundamente implicada en el progreso de su región y se convirtió por méritos propios en una de las cabezas del movimiento anticolonial. Y a pesar de que muchas personas le habían contado que la vida como madre limitaba a realizar muchas cosas, Mina fue unas de las primeras mujeres africanas que se unió al movimiento de la metrópoli contra la corona en apoyo a sus compañeros de la universidad. La joven Hurria quebraba su voz por la justicia y su actitud invitaba a la cooperación haciendo evidente que los cambios tan solo se logran con el movimiento de las masas, con la unión de las personas. Por ello mismo Jordan comenzó la biografía con una de las citas de Mina: “No tenemos tiempo para perder sino es para descansar de sentirnos realizados”.

En el último viaje del antiguo tren de Nueva Colonia con destino a East Ravine en el cual Jordan Suthó viajaba, el escritor se dio cuenta de que una esbelta joven con rostro cansado se disponía a sentarse en el mismo vagón que él y justamente enfrente suya. Jordan hizo un ligero movimiento de cabeza en señal de asentimiento y a la vez de saludo. La joven no se percató de ello. Sin pronunciar ni una palabra y sin esperar nada a cambio Jordan Suthó acercó su botella de agua para que la joven que se acababa de sentar pudiese beber.

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar