Dafne

Fue un duelo.                                                                                                                                      Pitón había caído, la colosal ya descansaba.                                                                                  Su madre Gea sollozaba océanos.                                                                                                    El oráculo de Delfos aguardaba nuevo guarda.

El autor, el arco del perfecto.                                                                                                          Firma del bello, la mirada seductora.                                                                                              Ufano por su triunfo Apolo hizo sonar su lira.                                                                                Un deleite para los oídos, un concierto para los mortales.

Con un aire altivo El fuerte dijo a Eros:                                                                                            ¿Dónde vas pequeño? ese arco no es para críos.                                                                            Y aconteció que el ángel lanzó su venganza.                                                                               Un dardo de oro alcanzó la pasión del innegable.

¿Una pasión sin apasionada?, ¡que locura!                                                                                      Y un dardo de plomo alcanzó a una bella ninfa.                                                                              De piel pálida, divina, viva y reservada.                                                                                        Dafne, su nombre la tallaba.

Comenzó así El músico su travesía por pasión.                                                                        Perseguía enamorado y aturdido a su anhelada.                                                                            El innegable rehuido, amor no correspondido.                                                                              Dafne apresurada, velaba por su piel deseada.

Exhausta y fatigada la ninfa no rendía.                                                                                            A Peneo fue a pedir un último deseo.                                                                                              ¡A su antojo padre, le ruego cambie mi figura!                                                                                Y un robusto laurel brotó ágil en un inmenso recreo.

Sus pies se convirtieron en vigorosas raíces.                                                                                El tronco sano y recto imitaba su juvenil figura.                                                                            Sus brazos en largas ramas y sus manos en verdes hojas.                                                          De la ninfa tan sólo perduró el brillo de su hermosura.

Aún Apolo persistía ciegamente enamorado.                                                                                El laurel ahora su debilidad, amor aún rechazado.                                                                        Decidió El bello siempre tener a su amada en la cima.                                                                  Coronándose él y a todo vencedor privilegiado.

Una corona de laurel es honor, honra y triunfo.                                                                              Y así sosegó Apolo su pasión.                                                                                                            Buscó de nuevo sin fe la mirada de Dafne.                                                                                  Tras un silencio… la copa asintió.

                                Mayú Sidi

2-Apolo-y-Dafne-768x680

No llores

En días de lluvia, no llores en tus recuerdos.
Cuando abunden las nubes, no llores.

Observa ufano la pared que te corona,
tu refugio y el de los tuyos.
No llores en tus recuerdos porque ya lo haré yo.
Ese primer cielo blanco que tu ilusión y tu dedicación labraron.
No llores.

Que la pena en mi se pinta color negro.
Tejidos de pizarra para que en días de lluvia,
tu no llores porque ya lo haré yo.

Mayú Sidi

A Manuel Rodríguez, eterna fuente de vida.

El oasis Naguech

By: Mayú Sidi

“Tan amplia y bella es la diversidad en las personas como la fauna y la flora que
brotan constantemente en nuestro planeta”.
Esta es la frase que tenía escrita Yusef, en letras árabes, en la portada de su
cuaderno azul de clase. Que a su vez servía para escribir reflexiones personales
poemas improvisados y alguna que otra lista de recados que le solicitaba su madre.

Al igual que otros materiales escolares aquel cuaderno azul fue donado por
generosas organizaciones humanitarias al pequeño y humilde instituto donde
estudiaba Yusef.
El joven llegó a amar con fervor aquellas hojas y lo manejaba con tanto cuidado
como si de un diamante se tratase.
En las últimas semanas de clase las hojas del cuaderno azul se agotaban y podían
contarse con los dedos de las manos las que quedaban. Entonces Yusef intentó
apresurar su grafía, completar los espacios de las hojas anteriores etc.
Y a pesar de los talentosos poemas repartidos por todo el cuaderno, el destino tenía
reservado para aquellas últimas carillas un capítulo especial.

Yusef vivía en El Bedilla, hogar de los beduinos, como les llamaban los habitantes
del norte del país. Vivía en una zona desierta y humilde, la cual carecía de muchos
recursos. Los mercaderes pasaban por aquel lugar tan solo dos veces al mes.

El pozo que le correspondía a su poblado estaba retirado y el viento castigaba
cuando el sol descansaba y viceversa.
El joven conocía a la perfección el lugar del pozo local, que solía estar ambientado
por la espera de la muchedumbre. Aquel lugar era auténticamente especial.
Servía para embotellar vida, porque sin agua esta no existiría. Pero también tenía
función como centro de socialización. Allí todos los vecinos contaban sus vivencias,
compartían sus preocupaciones, reían… mientras esperaban su turno. En todos sus
sentidos, el agua nos da vida. Cuando Yusef contemplaba aquellas escenas se
decía para sí “amo esta tierra”.

En aquella época del año, las clases se estaban consumiendo y en esas últimas
lecciones del curso Yusef y sus compañeros estaban aprendiendo acerca del ciclo
del agua y su importancia en nuestro planeta.
Este proceso y la forma tan atrayente con la que lo instruía la profesora Aminatu
causaron gran admiración en Yusef.
El joven tuvo la fabulosa idea de peregrinar hacia el oasis Naguech del que tanto
había escuchado hablar. Ahora que no era tan niño podía conocer el gran oasis y
alimentar aquella inquietud que le estaba comiendo por dentro.

Todos sus familiares le hablaron en alguna ocasión de este sitio tan singular, pero a
la vez tan remoto. Y en especial, Yusef recordaba con detalle los cuentos que le
narraba su abuela Salka acerca de este oasis, los animales del desierto que allí
vivían y algunas de las anécdotas del abuelo Ahmed cuando alguna oveja o cabra
se escapaba o se perdía del rebaño. Con estos recuerdos abuela y nieto reían hasta
quedarse dormidos.
Salka, que Dios la cuide en el paraíso, siempre culminaba sus cuentos con la misma
moraleja: “Cuida donde vives para que la naturaleza te cuide a ti”.

Sin embargo Yusef no podía iniciar su travesía y dejar a su madre sola, pero por
suerte, su hermano mayor que trabajaba como taxista en el norte del país regresaba
al poblado tras mucho tiempo para estar algunos semanas con la familia. Y aquella
fue la ocasión perfecto para que Yusef emprendiera su aventura.

En su mochila de viaje llevaba varias cantimploras viajas del trabajo de su padre
que estaban rellenas hasta la boquilla de agua. Comida suficiente para varios días,
algunos consejos y trucos de supervivencia que había aprendido desde pequeño…
y como no, su cuaderno azul.

El viaje duró varios días y si no hubiese sido por las nobles ayudas y guías de los
beduinos y mercaderes del desierto Yusef no habría llegado nunca a su destino.
Allí mismo no hubiese sobrevivido si no hubiese sido por la cálida protección que
recibió de unos parientes lejanos que le trataron como a un hijo. Este matrimonio
trabajaba en la ganadería y vivían a orillas del Naguech desde hacía algunas
décadas.

En una de aquellas últimas hojas de su cuaderno Yusef comenzó a narrar sus
vivencias en el gran oasis. Precisamente fue en la antepenúltima carilla donde con
una letra pequeña pero clara se podía leer lo siguiente:
La vida aquí en el oasis es completamente diferente a la del poblado. Y me he dado
cuenta que mi abuela siempre decía la verdad, incluso en los cuentos que me
narraba.
El tío Mahmud y la tía Nur me cuentan sus preocupaciones, que son muy diferentes
a las nuestras.
Ellos dicen que el oasis ya no tiene tanta agua como antes. Están verdaderamente
preocupados …
“Nosotros vivimos gracias a este oasis, el ganado vive del agua y nuestras
plantaciones más de lo mismo.
Los señores sedentarios del norte dicen que otras tribus también deben de vivir de
estas aguas y aquí hay mucha gente para tan poca reserva. Nuestra vida es el oasis
y si muere moriremos con él…”

Ellos desconocen cuánto tiempo más puede durar el gran charco y en el ambiente
se respira una verdadera preocupación por la escasez que va en aumento.
Ahora me doy cuenta de la importancia del agua.

En el instituto, las organizaciones que vinieron a traernos los materiales escolares
nos trajeron también vídeos de la vida de los sedentarios de otros continentes, ellos
son muy diferentes a nosotros y quizás un poco raros.
Ellos tienen agua eterna, que usan incluso sin pensar. Y gozan de pequeños oasis
azules donde los niños juegan. Son afortunados.
La próxima vez le diré a la profesora que hable con ellos en su idioma y les diga que
nos presten un poco de agua para el gran oasis. Porque si no es así, es posible que
tengamos que ir a vivir donde habitan ellos.

Pero yo amo mi tierra y sus paisajes y no quiero irme, cuidaré de ella hasta la última
gota de agua. Además cualquiera mueve a mi madre de su paraíso.

Muchas veces comí frutas y tiré las cáscaras sin pensar en el ganado, la próxima
vez debo de acordarme de ellos. Porque después los sacrificamos cuando vienen
invitados. Y estoy ansioso de regresar a casa y retomar mis labores en el huerto,
que mi dejadez perdone.
Toda vida es un ciclo constante que tiene una fecha caducidad. Pero todo es parte
de un proceso que no tiene fin. O al menos de momento.

Mi abuela nunca mentía, ni siquiera en los cuentos, y tampoco lo hacía cuanto me
repetía constantemente tras cada relato: “Cuida donde vives para que la naturaleza
te cuide a ti”.

Fin del cuaderno.

IMG_20200102_104013

Esperanza, Felicidad y Paz

Los primeros rayos de sol que ofrecía la nueva mañana eran nítidos, directos y con mucha iluminación concentrada capaz de cegar cualquier mirada.
Sin embargo en la ventana del cuarto de Rafael todavía dominaba la oscuridad que poco a poco se iría consumiéndose con la luz del amanecer.

Rafael o Rafa, mejor dicho, que es como le gusta que le llamen, vive en Castroponce un pequeño municipio de la provincia de Valladolid. El hombre de 47 años de edad trabajó desde los 20 años en una panadería del pueblo vecino. Pero con la llegada de la crisis económica fue despedido de su trabajo y a los pocos meses de aquello el negocio cerró sus puertas.

Tras lo sucedido Rafa no supo como actuar ante la nueva situación, el jamás había vivido algo parecido.

Hizo numerosas entrevistas de trabajo pero al fin no lo escogieron para ninguna. Fue a las oficinas de paro de la provincia pero tampoco encontró solución alguna. Hizo numerosos cursos para enriquecer su currículum, pero al fin no le sirvieron para ningún otro puesto…

Y entonces Rafa que no había tenido ningún problema con el dinero durante los últimos 20 años, en esa situación se había convertido en su pesadilla.

De vez en cuando lograba realizar trabajos temporales y así conseguía algo de dinero, pero eso no era suficiente para llegar a fin de mes en la familia de los Vega Sánchez. Su mujer estaba en una situación bastante similar a la suya y el asunto no parecía ir a mejor, mas bien todo lo contrario.

Cuando se realizaba la comprar, en el carrillo había lo justo y necesario. El consumo de agua fue por botellas, la ducha tenía que ser breve porque la factura del gas a fin de mes restaba considerablemente a los pocos ingresos mensuales. Y eso de baño ni imaginárselo si quiera. Respecto a la luz eléctrica se quitaron la mitad de las lámparas de la casa y cuidado con el consumo excesivo no vayamos a quedarnos en velas para el próximo mes.

Ya os podréis imaginar cómo estaba Rafa. Destrozado por dentro y por fuera, sin motivación alguna, siempre con preocupaciones de dinero … Y por si esto no fuera suficiente a los dos años de su inactividad laboral su mujer Esperanza se separó de él y fue a vivir con sus padres.

Su hija Felicidad había empezado aquel nuevo curso la carrera de enfermería en Valladolid. Rafa había caído muy bajo. Pasó tres años sin salir apenas de su casa, sin relacionarse con las personas del pueblo. Estaba amargado, desesperado por su situación y sentía importancia por no saber cómo volver a levantarse. Pasaba la mayor parte del día criticando los políticos de país, no se perdía ningún debate entre partidos y su conclusión final siempre era. “Vaya mierda de políticos, así vamos en la cola de Europa”

Menos mal que algunos fin de semanas su hija Felicidad iba a visitarlo. En sus visitas el padre no se podía sentir mejor. Iba al centro junto a ella, se contaban sus problemas mutuamente y sobre todo Felicidad le daba a su padre una dosis de motivación que fuera de lo común. Por decirlo de alguna manera, ella era la heroína que lo rescataba de aquel amargo mundo y por poco tiempo que fuese él se sentía la persona más feliz cuando estaba junto a su hija. De hecho hasta puedo asegurar que Rafa esperaba con entusiasmo la próxima visita de su hija cuando los domingos por la tarde se despedían entre oprimidas lagrimas.

Sin embargo cuando volvía a estar solo, todo se volvía negro, no había motivo ni tampoco motivación por nada, su rutina estaba empapada de cosas negativas y eso lo hacía un viejo, un viejo de 47 años o al menos eso es lo que se consideraba él.

Un martes 17 de Febrero Rafa estaba tan aburrido y cansado de lo mismo que decidió dar un paseo por el gran parque que hay cerca de su urbanización.
Se quitó su uniforme de diario: el pijama, se puso unos pantalones largos, una sudadera marrón y se sentó en la cama para ponerse unos calcetines juntos los zapatos de campo que apenas había estrenado.
Antes de salir de su casa cogió el chaquetón que le había regalado Felicidad por su cumpleaños, revisó que en su bolsillo todo estaba en orden y cerró la puerta de su casa con un ligero suspiro.
Hacía mucho tiempo que Rafa no disfrutaba del fresco aire de la mañana, eso dibujó una sonrisa imborrable de su cara, una sonrisa que lo decía todo.
Al entrar en el parque siguió caminando sin ningún destino, pero no porque no lo tuviese planeado previamente, simplemente no era consciente de por dónde iba. Sus pies estaban dirigiendo la ruta mientras tanto su mente por primera vez tras muchos años de oscuridad se permitió disfrutar del dulce canto de los pájaros, de caminar con el aire en contra y que este te masajee la cara, se permitió disfrutar del silencio solo interrumpido por sus pasos. Se permitió disfrutar de algo tan simple como un paseo pero que ni el dinero de todo el mundo podría comprar.
Aquella mañana fue un antes y un después en la vida de Rafa. Desde entonces salió a andar todas las mañanas.
Se interesó por la vegetación y los arboles de la provincia y emprendió un detallado estudio acerca de dicha flora . Conoció a Pedro un anciano capaz de permanecer horas y horas sentado frente a un libro en su banco de siempre . Cuando Rafa conoció al anciano este resultó ser el primer guarda del parque. Pedro tenía un habla perfecta, sabía mucho a cerca de la naturaleza, nunca se cansaba de aprender y su humildad se manifestaba en cada palabra que decía, en cada mirada. Además de ser una persona extraordinaria. Rafa sentía verdadera admiración por aquel sabio hombre. Veía en él el reflejo de la persona en la que se quería convertir cuando el fuese anciano. Pedro fue un apoyo de mucha importancia para que Rafa pudiera avanzar en su estudio de la vegetación de la zona.

También conoció a Paz, una mujer de su misma edad que todos los viernes por la mañana llevaba a su dálmata a la zona de perros del parque. Poco a Poco se fueron conociendo y cuando el animal se daba sus propios paseos Rafa y ella se quedaban sentados en el banco hablando de diversos temas. Pero de lo que más dialogaban era sobre asuntos políticos. Sin embargo no conversaban a cerca de cualquier tipo de política. Mas bien compartían pensamientos realistas, analizaban lo positivo y lo negativo de nuestra sociedad, se convencían mutuamente con ideas con constructivas.

A tal punto llegó el asunto que unos pocos meses después iniciaron un proyecto llamado “ESPAÑA EMPIEZA POR TÍ”: Consistía en concienciar a los ciudadanos que España somos cada uno de nosotros, y que los políticos solo son un medio para la organización de la sociedad. Así que mediante campañas de recogida de basura, de recogida de alimentos para personas paradas que lo necesitan, charlas en colegios, institutos, universidades… y así pudieron ayudar e impacientaron en el corazón de miles de personas. Incluso su iniciativa llegó a patrocinarse en diferentes medios de comunicación nacionales.
Su lema siempre por delante: “Los políticos no son nuestros padres y tampoco posen ninguna varita mágica, ACTUA con responsabilidad, CUIDA tu país”. Lo que empezó como una simple idea de un proyecto limitado se convirtió en una asociación de la que muchas personas se beneficiaron y aún lo siguen haciendo.
Lo mismo que sucedió con el proyecto se reflejó en sus autores. La relación entre Paz y Rafa dejó de ser una semilla de amigos y creció el fruto de una dulce pareja de amor que actualmente viven en Valladolid. Por cierto muy cerca de la universidad donde estudia Felicidad.
La pareja se levantaba todas mañana con una energía fuera de lo común, sabían que la asociación era importante para muchas personas que lo necesitaban y tenían que estar a la altura de la demanda.
Dicen que un equipo siempre debe estar siempre unido, y es completamente cierto, el apoyo que recibió la asociación del ayuntamiento de Castroponce fue vital para el crecimiento de esta y más adelante para su continua mejora.

¿Y del día a día de Rafa que fue?. Mejor lo averiguamos leyendo una pequeña carta que recientemente escribió a su ex pareja, si él nos permite claro está.
Querida Esperanza:
Han pasado cinco años de nuestra separación y durante este tiempo he pasado por muy malos momentos, pero he aprendido que la vida es para disfrutarla de la manera que elija cada uno. Que el dinero podrá ser importante, pero los verdaderos placeres de la vida no se encuentran a su alcance. He aprendido que es vital perdonar para poder seguir relacionándonos con nuestro alrededor. ¿Pero todos los conflictos que hemos pasado? te preguntaras tú, y yo te respondo ¿ y todos esas experiencias vividas junto a ti? ¿ Son razón alguna para dejar de perdonarte y quererte?.
Como te habrá Contado Felicidad, ahora vivo en Valladolid con mi pareja Paz y siempre que te apetezca aquí tendrás las puertas abiertas de tu casa. Paz es un pilar en mi vida, al igual que lo eres tú junto con lo más grande que me ha podido dar el universo y comparto contigo, nuestra hija.
Y una última cosita, quería que supieses que soy el hombre más privilegiado del mundo al tener a ESPERANZA, FELICIDAD y PAZ en mi vida.

Besos y abrazos, Rafa.

“Sólo una persona puede superarte, y ese sin duda eres tu mismo”

Mayú Sidi.

parque-de-vallparadís_249_1

Luces de vida


 

Pensemos por un momento …

¿Y nos proponemos vivir sin todos esos prejuicios que nos rodean? que tanto nos han frenado durante todo este tiempo.
¿Y si dejamos de vivir con esa inseguridad que no nos deja brillar y demostrar
nuestro verdadero talento?.
¿Y si empezamos a limpiar el polvo del exterior de nuestras potentes e iluminantes
bombillas? que hasta hoy nos oscurecía, haciéndonos creer que era nuestra
verdadera luz .
¿Y si esa vocecilla de comentarios negativos se sustituyesen por palabras de
motivación a la hora de afrontar nuevos retos?.

¿ Y que pasaría si no no importase lo que opinen los demás ?
¿ Y si …? ¿ Y si …? ¿ Y si …? …
¿A cuantas metas nuevas conseguiríamos llegar? .                                                                      ¿Cuantos sueños que se quedaron dormidos despertarían para alzar el vuelo?.

¿ Cuantos regalos volveríamos a desenvolver ilusionados?.
Regalos cargados de nuevos objetivos, sonrisas, miedos, lágrimas, experiencias,
pensamientos, alegrías, fracasos, aprendizajes…  sentimientos que ni siquiera
imaginábamos que existían.
La mejor noticia que muchas veces olvidamos es que en este mismo instante
podemos empezar a vivir la vida de forma diferente.
En cada segundo la vida nos brinda la oportunidad de borrar el PASADO, vivir este
instante único y exclusivo que jamás volverá a repetirse nuestro PRESENTE, para
que en un FUTURO no muy lejano recojamos las mejores cosechas de las
semillas que hoy estamos trabajando.
Es hora de ser felices, es hora de brillar como nunca lo hicimos, volver a brillar
como reflejo de nuestros corazones.

Yo dejo por concluido este escrito, no quiero perder ni un segundo…                                ¡CORRE! a por ese sueño, que no es imposible.

La vida nos da la oportunidad de vivir, nosotros elegimos el modo.

Mayú Sidi

YO

Somos

Somos lo que decimos y lo hacemos.                                                                                                  Somos la realidad de nuestros logros y de nuestras caídas. Somos el reflejo inmediato de la humanidad.

Somos una sociedad de vértigo y estrés. Influenciada por el egoísmo del “yo” sin mirar más allá de nuestros ombligos, de los que tanto presumimos. Pero sin tan solo pudiésemos lograr alzar un poco la vista, tan solo eso … dime tú el desenlace.            Somos humanos, sinónimo de unión y de amor que toda etiqueta deja en ridículo. Etiquetas sin importancia que algún día nos dijeron y nos creímos. ¿O es que acaso el color de la piel, ser pobre o millonario, del norte o refugiado, emigrante o inmigrare … es más importante que el lenguaje sincero de las miradas o el afecto entre hermanos?

Seamos los valientes que apacigüen las guerras, alimenten el hambre y enriquezcan a la pobreza. Seamos los el primer patrocinador de una educación libre e igual para todos.  Seamos los artistas de un nuevo boceto “El mundo sin fronteras”.                                    Seamos parte del progreso, protagonistas imprescindibles para promover un mundo mejor.                                                                                                                                        Nosotros somos la diferencia y la unión. Nosotros somos la decisión

Somos la generación del presente, somos la generación del futuro.

Mayú Sidi.

img_20181209_152126_8451061947312.jpg

Doce y una luna creciente

“Pensamos en el mañana temiendo a la muerte, olvidamos el presente dejando escapar la vida”.

“Por muy débil que sea un individuo jamás sera vencido si se alía con sus iguales”.

“Si la vida está echa para las personas cobardes, entonces nosotros no deberíamos de estar aquí”.

“En aquella noche estrella, la formidable luna creciente susurraba a través de su vigorosa luz un mensaje claro y sencillo Africana, europea, asiática… Maliense, sueco, chino… Bamako, Estocolmo, Pekín… Mío, tuyo, de ellos… ¿En serio que vais a seguir dividiendo más lo indivisible? Sois una misma especia: el ser humano”.

“Allí donde nuestros ojos chillan ignorancia, nuestra conciencia ruega experiencia”.

“Tan buenas lecciones enseña la vida, que es capaz de darnos todo de repente cuando menos nos lo imaginamos. Y nos vuelve a quitar lo prestado sin ni siquiera pedirnos permiso. Sólo para que nosotros sigamos aprendiendo”.

“Jamás sabremos el significado de la palabra paz mientras no tengamos claro el concepto básico del respeto”.

“Mil montañas he escalado y sigo viendo cimas más altas para alcanzar. Quizás sea la muerte el único limite para el ser humano”.

“Llegasteis desde lejos, ocupasteis nuestras tierras y las riquezas se esfumaron es cuestión de meses. Pero de eso ya hace tiempo, pasó lo que tuvo que pasar. Ahora hermanos míos, luchemos unidos por un mundo mejor, evitando las trampas del pasado”.

“En este mundo sólo una persona puede superarte y ese sin duda eres tu mismo”.

“Gracias a ti muchas personas sonríen hoy”.

“Amor es lo que dices, es lo que callas, es lo que observas, es lo que imaginas. Amor es tu familia, son tus fracasos, lo que te rodea y lo que aún desconoces … amor eres tú”.

“El día que tu mente y tu corazón se sincronicen para hacer realidad tus sueños, entonces y sólo entonces, ese día nada te podrá detener”.

                                                                                         Mayú Sidi

 

YAGIZ-OZGUR-TURKKAN-IMG_2997_1496085932

Sodeim

Diversas teorías mencionan el origen.
Padre de todos los sentimientos.
Fieles dueños de dulces momentos.
Decisiones que olvidaron a alguien.

La rutina de la sociedad en la que vivimos nos enseña constantemente que sentimientos como cobardía y terror son amigos exclusivos del fracaso.
¡Pero que confundidos estamos! ¿Hasta dónde llegará la indiferencia humana hacia nuestros miedos?

Quizás con tanto progreso olvidamos que cualquier éxito tuvo pánicos que afrontar para alzarse con la victoria.
Tiene miedo por perder los logros que ha cosechado, por ello se enfrenta a cada nuevo reto que le ofrece el día a día.
Y seguirá teniendo miedos, ¡claro que los tendrá! este es el alimento favorito de éxito.
Con el acojono triunfo se supera,alcanza sus sueños,se mantiene vivo.

Miedo es un maestro Zen muy viejo. Tiene una personalidad capaz de intimidar a cualquiera que te obliga a retroceder unos pasos hacia atrás. Además es un constante pesimista.

Pero quizás aún no hayamos comprendido su peculiar humor. Él solo pretende que logremos alcanzar nuestras metas a precios de valentía, decisión y el enfrentamiento directo contra el.
Es algo similar a los niveles de educación. No pasas al siguiente curso si no has asimilado las enseñanzas básicas de este.
El pánico jamas te permitirá ascender sin antes haberlo humillado.

Miedo es un instructor muy serio que no hace amistades con nadie. Según él solo existen dos tipos de personas. (El comando A) formado por quejicas incapaces de mirarlo a los ojos y que nunca consiguen nada. Ellos se justifican y se excusan para no afrontar nuevos desafíos.
Por otra parte encontramos el (Comando B) formado por guerreros valientes que se enfrentan cara a cara contra sus temores consiguiendo así sus deseos.

Es el ejemplo del soñado y trabajado título universitario de Laila. Conquistado hace algo menos de un año y que hoy se ha transformado en un puesto fijo en su ciudad natal. Tal y como ella quería.

Emmanuel no se atrevió a hablarle a la recién llegada chica de su clase de la que quedó tremendamente enamorado.Tras expresarle lo que sentía sin importarle las consecuencias de su decisión, hoy tres meses después están saliendo juntos.

Desde muy pequeña Bella tuvo miedo a las alturas, en este mismo instante está en la puerta de la avioneta dispuesta a dar el salto hacia abajo. Jamás hubiera imaginado hacer algo parecido pero ella quiere superar su vértigo.

Y así diversas ambiciones, sueños … los que tu tengas, da igual como sean. Si se pueden creer son alcanzables.
Si aún no perteneces al Comando “B” solo tienes que dar el paso con decisión y a partir de ahí que empiece el espectáculo.

Tomate tus sodeim como nuevas oportunidades para superarte, sal ahí y cómete el mundo. Quizás cuando te des cuanta sea demandado tarde.

– Sodeim –

 English

 

Different theories They mention the origin.

Father of all feelings.

Faithful owners of sweet moments.

Decisions that forgot someone.

The routine of the society in which we live constantly teaches us that feelings such as cowardice and terror are exclusive friends of failure.

But how confused we are! How far will human indifference to our fears?

Perhaps with so much progress we forget that any success had panics to face in order to win victory.

He is afraid of losing the achievements he has achieved, so he faces every new challenge that day by day offers him.

And he will continue to have fears, of course he will have them! This is the favorite food of success.

With the acojono triumph, he surpasses himself, achieves his dreams, stays alive.

Fear is a very old Zen teacher. He has a personality capable of intimidating anyone who forces you back a few steps back. It is also a pessimistic constant.

But perhaps we have not yet understood his peculiar humor. He only wants us to achieve our goals at prices of courage, determination and the direct confrontation against him.

It is somewhat similar to the levels of education. Do not pass to the next course if you have not assimilated the basic teachings of this.

Panic will never allow you to ascend without first having humiliated him.

Fear is a very serious instructor who does not make friends with anyone. According to him, there are only two types of people. (Command A) formed by whiners unable to look him in the eye and never get anything. They justify themselves and excuse themselves so as not to face new challenges.

On the other hand we find the (Commando B) formed by brave warriors who face face to face against their fears getting their desires.

It is the example of the dreamed and worked university degree of Laila. Conquered a little less than a year ago and that today has become a fixed position in his hometown. As she wanted.
Emmanuel did not dare to speak to the new arrival girl of his class who was tremendously in love. After expressing what he felt without caring about the consequences of his decision, today three months later they are dating.

From very young Bella was afraid of heights, at this very moment is in the door of the plane ready to make the jump down. I would never have imagined doing something similar but she wants to overcome her vertigo.

And so different ambitions, dreams … what you have, no matter what they are. If you can believe they are reachable.
If you still do not belong to Command “B” you just have to take the step with determination and from there start the show.

Take your sraef as new opportunities to improve yourself, get out there and eat the world. Maybe when you realizar you’re too late.

 

By: Mayú Sidi             Translator: Lynella Ahmed.

medo

Sordos, ciegos y mudos.

Con oídos y sin ser sordos escuchan una y otra vez el mismo esplendido diálogo entre los personajes de siempre. Segundo acto que se repite con los idénticos disfraces y un sencillo y lujoso escenario que atrae hasta las miradas mas ignorantes. Mientras tanto en la periferia del teatro sus hermanos son víctimas de la pobreza y de guerras que no concluyen. ¿Sordos o indiferentes? …

Como es de costumbre los viernes a medio día, allí estaban en el bar Iván y Ester que dialogaban entre sorbo y sorbo de refresco sobre las últimas noticias nacionales. Casualmente similares a las del último mes y parecidas a la de la postrera década. ¿Medios de comunicación o medios de manipulación?. Expertos en silenciar a una sociedad incapaz de gritar por sus derechos. ¿Mudos o ignorantes? …

Una, dos, tres … los magos del Atamirk lo han vuelto a hacer. Aunque te sorprenda,  el jefe de tu tribu sólo es otro discípulos más de estos hechiceros. Files inversores en la propaganda ilusionista y en las nuevas tenencias que ya pasaron de moda. Maestros en el adiestramiento de todos los elfos del reino azul, que dicen ser de su propiedad. Con vista y sin ser ciegos alimentamos lo que nos mata. ¿Ciegos o conformista? …

Leonardo Andrés Prías tiene 45 años, vive con su madre Doña Teresa en Barranquilla, un importante distrito al norte de Colombia. Leonardo es pintor, escultor e imparte clases de costura en las escuelas distritales a los más jóvenes. Con dos agujas en las manos, él es el más ágil.

De pequeño perdió el sentido auditivo y más tarde el de la vista, lo cual su habla es casi inexistente. Aún así Leonardo jamás renunció a hacer lo que le gustaba por muchos obstáculos que la vida le proponía durante su camino.

Tomados de las manos madre e hijo se comunican transmitiéndose la información a través del tacto, sus dedos, su fuerte conexión y sobre todo por el inexplicable amor que comparten mutuamente. Ellos son uno. Podría seguir hablando de Leonardo, de sus éxitos como deportista … pero creo que no hace no hace falta más. Aveces algunos superhéroes no necesitan ser conocidos por todo el mundo y tampoco les agradan los antifaces y los vuelos. Prías es uno de esos súper hombres.

Quizás aún sin despertar, quizás abandonado o simplemente que no creemos en ello, pero toda persona posee un superhéroe o una superheroína que llevamos dentro desde nuestro nacimiento.

   “El miedo es el éxito dormido”

                                                                                                                           Mayú Sidi.

Dedicado a Lidia Quesada que no muy lejos de aquí sigue cumpliendo su sueño. 

 

sordis.jpg

La Toscana

Fabio Bianco vivía en un pequeño municipio de la Toscana, Italia. Tenía una vida cómoda, agradable y llena de posibilidades. Sin embargo, desde hacía unos años atrás vivía desalentado e intranquelo.                                                                                                  Derrotado por la famosa crisis económica Fabio fue uno de los millones afectados y desde entonces para él todo se resumía en pensamientos negativos y actos perjudiciales. Acobardado por la situación intentaba evadirse de los problemas y de sus propios dilemas, pretendiendo defenderse con cualquier excusa barata. Eso sí, criticaba con facilidad cada debate político que transmiten en la televisión y no se perdía ninguno de ellos. Su conclusión antes de irse a dormir siempre era la misma, ya te podrás imaginar cual sería. Y es que somos lo que pensamos.

Lo que aún desconoce Fabio y todos aquellos afligidos por este mismo disgusto es que en cuestión de días podrían recuperar sus puestos de trabajo y reconquistar su satisfacción y fortuna. Como si no hubiera pasado nada.
Pero ellos todavía desconocen el gran poder que tienen si se unen en forma de una misma voz.

Mientras tanto en Kolkata una de las ciudades con más extensiones de la India, Denari Kilama una extrovertida y encantadora joven acababa de terminar sus humildes estudios para ser maestra.                                                                                                              Desde pequeña la joven siempre tuvo sus metas muy claras, vivía persiguiendo hacer realidad la causa por la cual se levantaba cada mañana. Trabajo, constancia y responsabilidad han sido las semillas para que hoy Denari esté cumpliendo sus sueños. En primer lugar y el más importante de todos ayudar a su familia económicamente para mejorar sus condiciones de vida. Y por otra parte y no menos importante, apoyar al progreso de la aldea aportando su granito de arena y todo aquello que podía ofrecer de sí misma.
Denario se despertaba cada mañana para hacerle frente a la vida, para sacar una sonrisa a sus alumnos y ayudar a sus padres para poder mudarse a una cosa con mejores condiciones.
Su tiempo libre lo dedica a estudiar un curso de medicina en la capital del país para poder cuidar en un futuro no muy lejano a los enfermos de la pequeña aldea.

Efectivamente, todos los seres humanos compartimos una vida paralela, todos nacemos, morimos, vivimos bajo el mismo sol y dormimos bajo la misma luna.                                   La diferencia reside en los ingredientes que cada persona decide añadir a su propia receta. Saber que depende de uno mismo dejar de imaginar los sueños y experimentarlos como nunca antes lo habíamos hecho.

Valentía, compromiso, arriesgar, constancia, actitud, análisis, superación, meta … y eso es mío.

Mayú Sidi

Denari, La Toscana
Danari Kilama.